~ Entrada que no tiene nombre

Author: Loni /

En el momento menos oportuno nos ocurren las mayores reflexiones, cuando camino a mi colegio por la mañana, cuando me saco los calcetines, cuando me cepillo los dientes, o cuando miro mi jardín, y de pura estupidez en vez de concentrarme en lo verde que está, pienso en mi, y florecen los descubrimientos.
He pensado muchas cosas durante estos últimos meses, en viajar, ir a estudiar a Magallanes o quizás Talca, en las personas que son realmente importantes para mi, y en las personas que yo creía conocer. Al fin y al cabo "no hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague".
Tengo los días, los suspiros y las pisadas contadas, sé cuantas noches quedan para tal cosa o para aquella, no es que me ponga el parche antes de la herida, pero debo ser realista y precavida.
Más de alguna vez nos da la gana de dejar todo y ponernos a correr hacia donde nos lleven los pies, pero no debo tomar tal iniciativa, lo sé, soy un tanto egoísta, lo peor es que no es con los demás, si no conmigo misma, debo reprimir mis sentimientos de ves en cuando, por que si no ellos me dominaran y no lograré todo lo que tengo en mente.
Como me dí cuenta que me queda tan poco tiempo en ese lugar con olor a... (señor lector imagínese un olor agridulce) que comprendí que no quiero irme, dejar a personas muy bellas que Dios ha puesto en mi camino que no merecen sufrir, donde intento a diario sembrar en sus corazones un poco de alegría y amor.
Tengo varios compromisos que cumplir, y un día "x" se me cruzó la idea de poder en un futuro incalculable estudiar ingeniería (específicamente comercial que después de una charla una señorita de cierta universidad lavó mi cerebro) pero... es solo parte de mi amplia imaginación, imaginación que sueña con estudiar en la Universidad de Cambridge, (donde estudió Stephen Hawking) "La esperanza es el sueño del hombre despierto " como diría nuestro amigo Aristóteles por allá en Grecia.
Actuando de mala fe, como diría mi profesor de Filosofía, la vida es tan corta y me queda tanto por vivir, que no sé si pueda lograr todos mis sueños, pero sé que lo intentaré. Quiero viajar, estudiar, quizás casarme y tal vez tener hijos, intentar hacer de esta una sociedad mejor, reventarme con mi Luga el día de mi cumpleaños jugando a los autitos chocadores comiendo helado como tonta jeje, viajar, es lo que más añoro y si todo sale bien, me desapareceré por los dos meses de vacaciones, en los cuales me iré lejos de estas tierras. He dicho! ¡Viva Chile!

1 comentarios:

Ana María dijo...

Ah~! me gustan estos arranques tuyos, Lori.

Como ves, acá también pisa una soñadora irremediable, vivo en las nubes todo el santo día, por lo que a veces me lastimo cuando ocurre el aterrizaje forzoso.

Pero no, no me arrepiento de ser una Loca. Para nada, amo serlo.

Y sí, también sueño con Cambrigde, con el Mega helado que vamos a violar en tu cumpleaños y matarnos en los autitos chocantes.

(L) *estruja*.

Publicar un comentario